El modelo PERMA: favorece el bienestar y la resiliencia en el trabajo

Salud mental: ¿quién no la quiere? Y , sin embargo, la vida nos pone por delante una serie de obstáculos, grandes y pequeños, que nos hacen creer que es una tarea casi imposible. Pero, ¿y si el truco para sentirnos bien es elegir centrarnos en aquello que nos hace sentir bien en lugar de limitarlos a intentar eliminas nuestras fuentes de malestar? El modelo PERMA identifica 5 dimensiones que contribuyen a crear bienestar y resiliencia en las personas. Tanto en la vida personal como en el trabajo.

¡Pasa la teoría a la práctica!

Bienestar y resiliencia: prioridad máxima de RR.HH.

No es ninguna novedad que los empleados felices son empleados mas satisfechos y productivos. Pero, ¿qué se necesita para ser feliz en el trabajo? Las necesidades de cada persona cambian según el contexto y, hasta hace unos años, un buen sueldo era la chispa de la felicidad de cualquier individuo (o eso creíamos). Hoy, son otros los factores que marcan la diferencia.

En primer lugar, la atención de las empresas hacia el bienestar físico y la salud mental de sus empleados. ¿Cómo se puede garantizar la tranquilidad de las personas ante la incertidumbre del mundo laboral actual? La clave está en crear un entorno en el que cada uno sea libre de construir su propia felicidad; dar cabida a las emociones positivas y dejar que se conviertan en una fuente de energía para superar con éxito los cambios y retos que el trabajo les pone por delante. Para eso, el modelo PERMA de Martin Seligman puede ser muy útil. </p

¿Qué es el modelo PERMA?

Teorizado por el padre de la psicología positiva, Martin Seligman, el modelo PERMA describe aquello que las personas eligen para «florecer». En concreto, Seligman identifica 5 aspectos a tratar de manera voluntaria para prosperar y, por tanto, reducir la ansiedad, el estrés y la depresión: emociones positivas, compromiso, relaciones, significado y realización.

GLOBAL Blog Perma Model 2X

Dado que estas cinco dimensiones son independientes y se miden por separado, cada uno es libre de dedicar más o menos esfuerzo a una dimensión que a otra, siguiendo sus propios instintos e inclinaciones. No obstante, es importante tener en cuenta que en muchos casos las 5 áreas tienden a influirse positivamente entre sí. De este modo, pueden colaborar en la construcción tanto de una individualidad como una comunidad más feliz.

Los 5 pilares del modelo PERMA

  • Emociones positivas: las emociones positivas - como la alegría, la esperanza, el amor, la gratitud, la satisfacción y la diversión - son la base de la motivación intrínseca. Ser capaces de reconocer, saborear e integrar estas emociones en nuestra vida es vital para mejorar nuestra actitud y reforzar la resiliencia.
  • Engagement: según Seligman, debemos aumentar el tiempo que dedicamos a todas aquellas actividades o situaciones que nos involucran tanto que entramos en una especie de «flujo» en el que el espacio y el tiempo parecen detenerse. Ahí es donde nos centramos plenamente en el momento presente.
  • Relaciones: el ser humano es, por naturaleza, un animal social. Vivimos con la necesidad de conectar con los demás. Construir relaciones sólidas y positivas nos hace más fuertes y felices y aumenta el sentido de pertenencia y protección.
  • Significado: ya sea hacer un voluntariado, participar en la organización de un evento o conseguir una nueva habilidad para alcanzar un objetivo, comprometer nuestras energías en actividades que tienen un mayor sentido es una fuente de emociones positivas y nos ayuda a superar mejor las dificultades.
  • Realización: echar la vista atrás y sentirte orgulloso de haber logrado un objetivo o una tarea nos hace sentir más fuertes y seguros. Y, según Seligman, este sentimiento es aún más fuerte cuando trabajamos en la consecución de objetivos intrínsecos, como el crecimiento personal.

El modelo PERMA aplicado al trabajo

Aunque hace referencia al florecer del individuo, el modelo PERMA puede usarse en las empresas y equipos de RR. HH. para fomentar el bienestar y la resiliencia en un entorno laboral positivo. He aquí algunos consejos:

  • Trabaja en un terreno fértil para las emociones positivas:aunque esto pueda parecer un poco subjetivo, las empresas tienen el poder de incentivar las emociones positivas. De hecho, si sus empleados disfrutan del tiempo de trabajo y sacan tajada de un entorno laboral positivo, podrán afrontar las dificultades con mayor optimismo y resiliencia. Esto puede conseguirse fomentando el intercambio de comentarios positivos y el aprecio entre compañeros, promoviendo un buen equilibrio entre la vida laboral y personal y creando oportunidades de ocio para recargar las pilas.
  • Cultiva el talento personal: para que tus empleados disfruten plenamente de su trabajo y se sientan implicados en lo que hacen, tienen que ser dueños de sus propias decisiones y desarrollar al máximo sus talentos. Ofréceles la oportunidad de crecer y de construir una trayectoria profesional acorde con sus expectativas y deseos. Así tendrás empleados más felices, apasionados y comprometidos. Y no olvides celebrar cada éxito de tus compañeros. Esto aumentará la confianza en sí mismos y la lealtad hacia la organización.
  • Fomenta las relaciones positivas: los fuertes vínculos sociales contribuyen a la salud física y mental de todos nosotros. En el ámbito profesional, establecer relaciones interpersonales positivas es importante para crear un sentimiento de pertenencia, mejorar la gestión del estrés y aumentar la productividad. Por tanto, la próxima tarea de tu equipo de recursos humanos debería ser facilitar las interacciones entre colegas y promover una cultura de feedback saludable. Pero eso no es todo. También es importante generar oportunidades para socializar fuera de lo estrictamente profesional, con actividades de team building que impliquen a toda la empresa o grupos individuales. Por ejemplo, ¿por qué no organizar un aperitivo en equipo o probar uno de los WorkOuts de GoodHabitz?
  • Compartir y comprometerse: saber que nuestras acciones cotidianas contribuyen a algo más grande nos hace sentir más motivados y conectados. Sobre todo en el ámbito laboral. Por eso, asegúrate de que tus empleados estén siempre informados de los proyectos de la empresa y de cómo su trabajo contribuye a alcanzar los objetivos globales. De este modo, se sentirán más implicados y asignarán un significado más profundo al trabajo que hacen día a día. Además, promueve actividades sociales y ambientalmente responsables con tu empresa. Puedes empezar recomendando el curso de sostenibilidad de GoodHabitz.
  • Vincula valores y objetivos: alcanzar objetivos sienta bien, pero para mantener a tus empleados contentos durante todo el proceso, deben creer en lo que hacen y sentir que realmente marcan la diferencia. En este sentido, la labor de los managers y responsables de RR. HH. es reconocer y valorar el potencial de sus empleados, y después desarrollar trayectorias profesionales acordes con sus valores y aspiraciones. Para simplificar este proceso, puedes recurrir al «Plan de Acción Personal» de GoodHabitz, disponible en Promo Studio. Utilízalo para identificar los puntos fuertes y las áreas de crecimiento de cada uno de los miembros de tu equipo y diseña junto a ellos su trayectoria de desarrollo ideal.

Trabajando juntos por el bienestar

El bienestar laboral no puede considerarse un objetivo a perseguir, alcanzar y luego tachar de la lista de tareas pendientes. Todo lo contrario. Hablamos de un proceso constante que siempre está sujeto a cambios y adaptaciones. Pero también es compartido y todos los implicados deben aportar su parte. Por eso, aunque el equipo de RR. HH. puede y debe poner en marchauna serie de acciones - como las que sugiere el modelo PERMA -, es igual de importante que los propios directivos y empleados contribuyan. Todos los objetivos deben estar alineados para ayudar a crear una cultura corporativa de bienestar físico y mental. Los primeros, asegurándose de que su estilo de liderazgo es adecuado a las necesidades de un mundo laboral cada vez más dinámico, digital y complejo; los segundos, cuidando su salud, reconociendo y valorando sus puntos fuertes y continuando con el desarrollo de nuevas habilidades que les hagan senstirse más fuerte, felices y satisfechos.

Siguiendo el modelo PERMA de Seligman y animando a todo el mundo a dar lo mejo de sí en la construcción de un entorno positivo, las empresas garantizarán el bienestar de sus empleados y les ayudarán a superar los restos del futuro con una actitud positiva.

¿Quieres más artículos
en tu bandeja de entrada?

¡Dicho y hecho! Suscríbete a nuestra newsletter y serás el primero en recibir lo último de nuestro blog en tu email.