Upskilling vs. Reskilling

¿Será por la llegada de la Inteligencia Artificial? ¿Por cuestión de talento? ¿O tal vez por un entorno laboral cada vez más exigente? El miedo a perder el empleo es una realidad cotidiana para 2 de cada 3 españoles (según Infojobs y EAE Business School). Para liberar a tus empleados de ese temor, puedes explorar las siguientes opciones: upskilling o reskilling. Suenan parecido, pero no son lo mismo. Descubre cuál de ellos se ajusta mejor a tu equipo.

¿Qué necesita tu equipo?
GLOBAL Blog Reskilling Vs. Upskilling@2X

Upskilling - Preparados para el futuro

Según el último informe sobre el Futuro de los Empleos del Foro Económico Mundial, el 50% de la fuerza laboral deberá actualizar sus conocimientos antes del 2025 para readaptarse al nuevo contexto laboral. Esto no necesariamente significa que el papel de los empleados esté cambiando respecto a lo que era antes. Se trata, más bien, de ser capaces de adoptar nuevas habilidades que faciliten la jornada laboral y nos ayuden a ser más productivos; de estar al día con las nuevas tecnologías y, en última instancia, preparados para el futuro.

Un ejemplo claro de upskilling es la resiliencia, una soft skill imprescindible que fortalece al equipo en épocas de cambio (como fue y sigue siendo la pandemia). Antes, vivíamos acostumbrados a las reuniones cara a cara, al cafecito con los compañeros y a la rutina escolar de nuestros peques. Pero, todo se puso patas arriba y el mundo nos pidió calma; ser resilientes y afrontar lo que venga con actitud positiva, creatividad y flexibilidad. Sin embargo, según un nuevo Informe de Resiliencia de Aon, menos de 1 de cada 3 españoles fue capaz de ello. La buena noticia es que podemos darle la vuelta a esos números, pues la resiliencia no es una habilidad innata. Se aprende.

El upskilling empieza por entender cuáles son las últimas tendencias en el sector o el puesto de trabajo en cuestión. ¿Hay alguna habilidad que falte en el equipo y que quieras cubrir? Puede que exista alguna herramienta que ayude a automatizar un proceso en lugar de hacerlo manualmente. Quizá necesites a alguien que sepa escribir código básico. E, incluso, en algunos casos, los propios empleados tomarán la iniciativa para intentar introducir una nueva herramienta de trabajo en el equipo que requiera aprender a utilizarla.

Una vez hayas determinado cuáles son las habilidades que necesita tu equipo, tómate tu tiempo para sentarte con los empleados y evaluar cómo se sienten con respecto a la mejora de sus habilidades. Seguro que más de uno estará más que dispuesto y encantado de aprovechar la oportunidad de crecer a nivel personal y aprender nuevas habilidades. Pero también habrá personas que se muestren algo más reticentes (ya sea por miedo al fracaso, al cambio o por la negativa de cambiar su forma de trabajar). Cuando te reunas con tu equipo, intenta sacar los siguientes temas para fomentar la mejora de competencias:

  • Desarrollo personal:«Esto te ayudará a mejorar a nivel personal en tu trabajo actual y te preparará para el futuro».
  • Trabajo en equipo: «El aprendizaje de estas nuevas habilidades va a ayudaros a ti y al equipo a avanzar y a ser más expertos en el ámbito digital».
  • Desarrollo profesional: «Añadir esta habilidad en tu caja de herramientas personal te ayudará a prepararte para este rol y otras oportunidades que se te presenten».

Reskilling - El cambio hacia el futuro

Por desgracia, no todos los puestos de trabajo pasan la prueba del algodón de la digitalización. Según el Foro Económico Mundial hablamos de 75 millones de empleos en solo 5 años. Esto no significa que haya que prescindir de empleados valiosos y leales. Aquí es donde entra en juego el reskilling. Consiste en recapacitar a los empleados con un conjunto diferente de habilidades para cambiar su función dentro de la empresa. Juanjo Amorín, fundador de Edix (Instituto de Expertos Digitales de UNIR), explica que «la idea es coger los fundamentos de tus capacitaciones y hacer un reskilling para adaptarlas al mercado digital».

El reskilling ofrece a los empleados la oportunidad de mantener su puesto de trabajo en la empresa, pero con una función o título diferente. Por ejemplo, empresas que tuvieron que bajar la persiana de sus tiendas físicas se pasaron a las plataformas ecommerce. Esto requiere un aprendizaje que facilite la transición hacia la atención al cliente al otro lado de la pantalla de un personal acostumbrado al cara a cara. Competencias como marketing digital, customer experience y gestión de redes sociales pueden ser un buen compañero de viaje.

Tras la pandemia, comienza lo que se conoce como ”global reskill revolution” y las empresas españolas no son ajenas a este fenómeno. Según Future for Work Institute y EY, 3 de cada 5 organizaciones en España reconocen el reciclaje profesional como prioridad del 2022. ¿Por qué?

  • Adaptación a entornos cambiantes: apostar por el reciclaje profesional (reskilling) es clave para incrementar la empleabilidad y capacitación de los empleados. Factores como los avances tecnológicos, las dinámicas de consumo y los cambios de modelos de negocio serán los más influyentes en este proceso.
  • Ahorro en procesos de selección al permitir a los empleados existentes redirigir su rol dentro de la empresa.
  • Ahorro en procesos de selección al permitir a los empleados existentes redirigir su rol dentro de la empresa.

Que no te dé miedo el futuro

Como dijo una vez Marie Curie: «Nada de lo que hay en nuestra vida debe ser temido; solo debe ser comprendido». Esta es una oportunidad para aprovechar los cambios y las posibilidades de mejorar no solo para tus empleados, sino también para tus equipos y tu organización. El aprendizaje y el desarrollo son cruciales en este viaje. Por tanto, es importante que consideres hacia donde quiere ir la organización, cómo puede afectar esto a tu equipo y quién necesitará mejorar sus habilidades. Las claves del futuro están en tus manos.

¿Quieres más artículos
en tu bandeja de entrada?

¡Dicho y hecho! Suscríbete a nuestra newsletter y serás el primero en recibir lo último de nuestro blog en tu email.